¿Cómo superar el hábito de postergar?

Queeeeee paasasaaaa marketeros y marketeras🤪!! ¿Cómo lleváis el día?? Espero que genial ✌

Hoy vamos a aprender a superar el hábito de postergar. En este artículo te lo cuento, Lets go!!🚀

Siempre en nuestra conducta adquirimos hábitos que pueden ser catalogados como buenos o malos, de acuerdo a los beneficios que traiga consigo al practicarlos. Por lo que, aquí te ofreceremos información importante para que tengas las herramientas de cómo superar el hábito de postergar, el cual muchos ejecutan diariamente.

Si logra detectar que su práctica no es beneficiosa, debe buscar la forma correcta de contrarrestarlo y etiquetarlo como un problema que se tiene que solucionar; una vez detectado, hay que hacerle frente y esto se logra conociendo a fondo los motivos que ocasionan dicha problemática.

Comodidad: Aferrarnos a nuestras áreas de confort, este es uno de los motivos que nos llevan a postergar una actividad que tenga un grado de esfuerzo superior al que venimos acostumbrados a realizar en nuestro día a día. Por lo que, elegimos dejar dicha tarea para después o inclusive no realizarla, aun cuando dicha actividad traiga más beneficios que las del hacer cotidiano.

Perfeccionismo: El ser perfeccionista es una virtud muy positiva, sin embargo caer en cualquier exceso es malo; debido a que somos capaces de abandonar la realización de una actividad al encontrarnos con el más mínimo error y sin detenernos a corregirlo, caemos en dejarlo para después. Aun cuando resulta contradictorio al ser perfeccionista, inconscientemente no querer afrontar un error, hace que despeñemos la procrastinación.

Buscar justificaciones: Cuando tenemos cierto rechazo a realizar una actividad, buscamos cualquier justificación para no realizarla. Es una forma inconsciente de tranquilizar a nuestro yo interno, para que no nos reclame por dejar de hacer algo importante y que nos traerá beneficios. Sin embargo, estos temas van mucho más allá de la realización o no de una actividad o proyecto de nuestro entorno laboral o académico, sino que pueden estar ligado a afectos, relaciones o sentimientos.

Temor: El temor a fracasar realizando una actividad importante es otro factor que nos lleva a posponer una actividad; ya que permitimos que nos invada y en muchos casos este sentimiento nos paraliza; cabe destacar, que en este punto, no sólo posponemos cosas de nuestra vida laboral o profesional, sino en la parte personal.

Consejos para luchar contra el hábito de postergación

Como ya conoces los factores que te llevan a posponer las actividades importantes, ya sabrás como identificar cuando cualquiera de ellos se te acerca. ¿Pero que puedes hacer?, debes luchar contra ellos, creando conciencia de que cuando aparecen es porque tú mismo de manera inconsciente los estas invocando.

  • Realiza un análisis de los aspectos positivos en la ejecución de una actividad importante y ponlos en contraste con todo lo negativo que significa no hacerla en el tiempo indicado, o en el peor de los casos no realizarla.
  • Engánchate con cualquier aspecto positivo que te traiga realizar esa actividad y conviértela en tu motivación para empezar cuanto antes a ejecutarla.
  • Busca el momento apropiado para iniciar, alejado de cualquier tipo de distracción que te impida enfocarte.
  • Constantemente establécete metas a corto plazo y visualízalas como escalones que te llevaran directo a culminar eso que estas posponiendo (actividad o proyecto).
  • Cada vez que logres culminar cada pequeña meta o escalón replantea el tiempo de tal manera, que cada vez sea menos lo que te falte para terminarla.
  • Cuando sientas que tu motivación disminuye, vuelve a convencerte de los beneficios que te acarreará culminar lo más rápido posible la tarea, evitando debilitar la motivación.
  • Visualiza el confort y tranquilidad que experimentaremos al culminar o realizar eso que está como detenido en nuestra vida.
  • Fija a alguien de tu entorno como tu supervisor, al que puedas hablarle de tus avances, o que simplemente te pregunte seguidamente como vas en la consecución de ese escalón o meta que te has propuesto.
  • Una vez enfocado e iniciado en el proceso o actividad, date tus pausas para evitar que la euforia termine por cansarte; así que, descansa por momentos, tómate o comete algo y continúa.

Desventajas de tener el hábito de postergar

  • Cada vez que posponemos algo que tenemos que realizar en beneficio propio, es como si nos diéramos permiso para fracasar antes de intentar ganar una batalla.
  • Al posponer retardamos o perdemos la posibilidad de beneficiarnos con la realización de esa actividad importante.
  • Siempre que estamos evitando realizar algo, sentimos que ese capítulo debemos cerrarlo y es como un bombillo interno que constantemente nos lo recuerda, para convencernos que no fuimos capaces, cuestión que puede causar cierto grado de frustración.
  • El postergar acarrea un sentimiento de culpa, que puede desencadenar una depresión; o también visto de otro modo, genera más pérdida de energía que realizar la tarea misma que estamos postergando.
  • Genera una serie de emociones negativas, que pueden interferir en otros aspectos de nuestra vida cotidiana, incluso nuestra salud.
  • Cuando se posterga una actividad que irremediablemente tenemos que hacer, al vernos presionados por el poco tiempo que nos queda para culminarla, genera un estrés muy elevado que inclusive puede llegar a bloquearnos.

Ventajas de superar el hábito de posponer

  • Cuando evitamos posponer un proyecto tenemos la posibilidad de demostrarnos que somos capaces de hacerlo y nos trae satisfacción.
  • Al realizar un proyecto que habíamos pospuesto, sentimos deleite de haber cerrado un capitulo mental en nuestra vida personal o profesional.
  • Así como posponer genera sentimientos negativos como frustración, infelicidad, angustia, ignominia, entre otros. Al evitar posponer también evitamos ese tipo de sentimientos negativos, pudiendo encontrar satisfacción, felicidad, tranquilidad, entre otros muy positivos que nos darán muchos beneficios.
  • Al evitar posponer una tarea importante, tenemos la garantía y agrado de que utilizamos de manera productiva nuestro tiempo. Ya que por lo general cuando se pospone algo importante, terminamos perdiendo horas muy valiosas.
  • Al evitar posponer nos damos la oportunidad de crecer como personas, sin colocarnos barreras, ya que generalmente los límites de crecimiento los pones tú mismo.

Con estos consejos, ¿vas a superar el hábito de postergar?¿Añadirías alguno más?

The following two tabs change content below.

Ludiviko Pinto

😜Un poco tarado ❌Inconformista 🥊Proceso de Boxer 🐶Papá de Jalisco 🥇Experto en decir tonterias ➕de playa que de montaña ❌Odio a la gente que dice “luego te cuento” y no te cuentan nada😤 Llámame Ludi,más fácil😜

Latest posts by Ludiviko Pinto (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.