Tienda Online Ventajas del e-commerce frente a los negocios tradicionales

Tienda Online Ventajas del e-commerce frente a los negocios tradicionales

publicado en: Social Media | 0

¿Te has propuesto emprender con una tienda Online o una tienda física? Si te dispones a abrir un negocio propio, una de las cosas que debes plantearte en primer lugar es el formato en el que vas a basarlo: ¿quieres un negocio al estilo tradicional, con tienda y atención presencial? ¿O prefieres aprovechar la tecnología y apalancarte en el comercio electrónico?

Internet ha revolucionado nuestros hábitos en las últimas décadas y estos cambios han sido mucho más pronunciados en los últimos años.

Nuestra forma de relacionarnos con los comercios es totalmente diferente a como solía ser. Ahora nos informamos mucho más antes de adquirir un producto, somos más exigentes y, además, valoramos más la información que nos dan los demás (la tan conocida «prueba social», pero ya hablaré de eso más adelante) que la que la propia empresa nos pueda proporcionar.

La comunicación ahora es masiva y también más barata, por lo que tu mensaje puede llegar a una mayor cantidad de personas con una mínima inversión (a veces, incluso gratis).

¿Te gustaría recibir todas mis noticias de Marketing Digital y Social Media? ¿Te apuntas?

Por eso creo que merece la pena que te detengas un momento a observar lo que Internet tiene que ofrecerte a ti y a tu nuevo negocio.

Son muchas las ventajas que ofrece el formato online y seguro que muchas de ellas no te son desconocidas. ¡vamos a verlas!

La tienda Online tiene menores costes de apertura y mantenimiento

Abrir un local, una tienda física, puede suponer una inversión de gran envergadura. Los importes varían dependiendo de la ciudad, zona o tamaño del local, pero he visto, por ejemplo, cantidades que van desde los 2.500 hasta los 7.000 euros mensuales. A ello debes sumar los correspondientes impuestos, además de que necesitarás personal para atenderlo y stock para surtir tu tienda de productos: ¡Más gastos!

Con una tienda online todos estos costes se reducen enórmemente ya que una página web requiere una inversión muy inferior en comparación a la de un local.

Dependiendo también del tipo de sitio que quieras… una página web puede llegar a costarte unos 3.000 euros y el desembolso lo haces una sola vez (y a lo largo del año, tan solo unos costes de mantenimiento, pero nada que ver con los astronómicos costes de una tienda física). También existen empresas que te proporcionan un sistema de tienda online ya configurada por un coste mensual de 40 o 60 euros. Perfectamente asumible para todos los bolsillos emprendedores porque, de todas maneras, si lo que pretendes es montar un negocio, no puedes eludir una inversión, aunque sea mínima.

Además, estos sistemas de tienda integrada muchas veces te ofrecen la opción de Dropshipping, es decir, que el stock lo consigues de otro proveedor que lo pone a tu disposición. Ni siquiera tendrías que preocuparte de proveerte de la mercancía ni invertir en ella, porque con el Dropshipping, toda esa gestión queda en manos del mayorista y tú solo debes preocuparte de llevar tráfico a tu web.

En resumen, una tienda online es mucho más económica y cómoda para ti.Posibilidad de ingresos 24 horas, los 365 días del año

El horario de cualquier tienda tradicional está delimitado por el horario comercial y, fuera de ese horario, no tienes posibilidades de hacer más ventas ni de obtener ingresos.

Una tienda online está disponible y abierta al público a todas horas, todos los días. Lo mejor de todo es que esa disponibilidad permanente no supone para ti un coste mayor, sino todo lo contrario. Como te dije en el punto anterior, una tienda online es mucho más barata que una tienda tradicional.

¿Te imaginas despertarte cada mañana y descubrir que durante la noche, mientras dormías, tu tienda online generó ventas? No tienes límites geográficos. Tu mercado es el mundo entero.

Tienda Online

Quizá habría que matizar en este punto porque, evidentemente, tu cliente no es (¡ni debería ser!) todo el mundo, sino que conviene ceñirte a tu cliente objetivo.

Lo que quiero decir con esto es que tus posibilidades de atracción de clientes son aun mayores con una tienda online que con una tienda física por razones obvias: con una tienda física solo tendrás como potenciales clientes a la gente que pase por allí. Sin embargo, a tu tienda online puede llegar, literalmente, cualquier persona con acceso a internet. Oferta ilimitada, no supeditada a lo que físicamente quepa en una tienda.

De hecho, como te comentaba al principio, con una tienda online, no necesitarías ni siquiera disponer del stock de antemano, sino que, en cuanto el cliente haga su pedido, podrías pedírselo a tu mayorista o dropshipper (si es que optas por el sistema de Dropshipping, claro). Es decir, que puedes vender cualquier producto que desees ofrecer en tu tienda online, porque no estás supeditado a disponer de él físicamente de antemano.

Recuerda que no es como un negocio tradicional, en el que el cliente llega, coge el producto y se va. En comercio electrónico la transacción se produce por medios electrónicos, por lo que ni el cliente ni el vendedor llegan a tener contacto físico en esa transacción. Al contrario que en las tiendas tradicionales, el cliente no entra en la tienda, ni se lleva el producto en el momento.

Por lo tanto, eso te confiere a ti enormes ventajas (económicas y de planificación de stock) a la hora de diseñar la oferta de tu catálogo.Se acabó la dictadura del «Superventas»: del Principio de Pareto al Long Tail.

Tradicionalmente, por la necesidad de rentabilizar el gran coste por metro cuadrado del local, los comerciantes siempre han tendido a ofrecer en sus tiendas aquellos productos que presentaban mayores probabilidades de compra. Durante muchísimo tiempo han primado todos esos productos de consumo masivo frente a las elecciones de nicho y más especializadas. Algo que, por cierto, fue en detrimento del propio consumidor, ya que se vio ante una oferta más homogeneizada y con menores alternativas a la hora de elegir.

Es decir, que en la mayoría de las tiendas se ofrecen prácticamente los mismos productos porque presentan mayores garantías de venta para los comerciantes: el 20% de la oferta proporciona el 80% de las ventas, el conocido «Principio de Pareto».

Tienda Online

Con Internet esta tendencia está cambiando a la conocida como Long Tail o Larga Cola, formulada por Anderson, la cual implica que los consumidores ahora tienen la posibilidad de acceder a una oferta mucho más amplia y acorde a sus gustos especializados. Por lo tanto, las ventas ya no se concentran en unos pocos productos concretos, sino que se distribuyen a lo largo de todo el catálogo. Es decir, que antiguamente convenía centrarse en ofrecer productos de mayor índice de ventas, para rentabilizar el coste del local.

Con el comercio electrónico, centrarse en nichos concretos puede llegar a ser una opción incluso más rentable - Compártelo          
Los costes de promoción y marketing son mucho más bajos.

El correo electrónico, las redes sociales, el SEO, los portales de anuncios gratuitos… tienes un sinfín de posibilidades de difusión barata e incluso gratuita para ir empezando.

Está claro que si vas en serio con tu negocio y quieres llevarlo a lo más alto, necesitarás apalancarte en métodos más efectivos e invertir algo en buenas campañas de marketing online, pero, sin duda, esos costes no tendrán nada que ver con lo que te supondría contratar campañas publicitarias en grandes medios como la televisión, la radio o la prensa.

Con Internet tenemos a nuestra disposición un medio de comunicación masivo y barato, con el que puedes llegar a cualquier persona del mundo, con conexión a esta red. Se trata de una ventaja que no muchos comerciantes han tenido la oportunidad de aprovechar hasta hace bien poco.

Si pudiera resumir toda esta entrada con una sola idea, sería que iniciar un negocio nunca fue tan accesible como lo es para el emprendedor del siglo XXI. Y eso es gracias a Internet y a la tecnología que tenemos a nuestra disposición.

Las barreras económicas ya no son una excusa, ni para la apertura de tu negocio, ni para la difusión del mismo. Si tu presupuesto es modesto eso no supondrá un impedimento para empezar (al contrario que antaño, cuando solo podían iniciar negocios personas con gran capital). Ahora puedes arrancar e ir creciendo poco a poco con los ingresos que vayas generando con tu negocio online.

¿Aún te quedan dudas de lo beneficioso que es Internet para tu negocio? ¿Estás de acuerdo con estas características de e-commerce?

Háblame de tu negocio, me gustaría mucho conocerlo. Y si te ha gustado esta entrada ¡compártela!

Tienda Online Ventajas del e-commerce frente a los negocios tradicionales
4.6 (91.43%) 42 votes

The following two tabs change content below.

Ludiviko Pinto

Ludiviko Pinto formado en Marketing Digital y Gestión Empresarial con especialidad en Social Media y ventas. Es CEO & Fundador de Ludigital Solutions. Gran capacidad de analítica, creador E-Commerce, diseño Web y consultoría de negocio. Formación, emprendimiento, innovación y conexiones Social Media.

Dejar una opinión